martes, marzo 31, 2009

Frankenstein, la ópera rock

Como ya les había contado el sábado fue un día bastante movido. Arrancamos temprano pues era la comida por los 60 años de mi suegro, así que después de disfrazarme de gente decente (la foto lo comprueba xD) fuimos a comprar la mitad del regalo que teníamos pendiente y de ahí llegar al jardín temprano para agarrar buena mesa.

La cita era a las 14:00 hrs, nosotros llegamos 15 minutos antes pensando en agandallar la mejor mesa de sombra del jardín, pero cuando llegamos ya había gente 0_o

Yo llevaba mi adorada cámara para dejar registro del evento, así que iba saludando a los presentes y haciendo algunas tomas de los que habían llegado temprano (conocía a casi todos, de hecho de los 150 invitados como el 95% estuvo en mi boda xD) hasta que llegué a una mesa en la que sólo estaban un amigo de mi suegro con su esposa. Muy mona yo les pedí que posaran para la foto y los hijos de sushi me dijeron "ahorita no gracias, vuelva luego" WTF!!!!! chale me sentí fotógrafa patito de salón de fiestas. Aunque el "desaigre" valió la pena cuando más tarde volví a recorrer la fiesta con mis suegros para tomarles fotos con todos los invitados y al llegar a esa mesa el resto de los ahí sentados se levantaron y me saludaron muy afectuosamente pues nos llevamos muy bien. Los mamilitas del principio se hicieron chiquitos, chiquitos y se voltearon aver con una cara de chin no es empleada xD Já, me choca la gente déspota que se cree más que los demás y se porta mamila cuando creen que alguien es empleado y no invitado xD, reí mucho.

Bueno, pues huímos temprano de la reunión para asistir a la ópera-rock de Frankenstein, y como sé que todos ustedes están leyendo este post sólo para conocer la reseña ya no se las hago de emoción y me lanzo al tema.

***SPOILER ALERT*** 
A continuación se da información que puede revelar partes importantes de la trama, si no quieres enterarte no sigas leyendo, no acepto reclamaciones

El Teatro Metropolitan es uno de mis foros favoritos, me parece hermoso y me trae excelentes recuerdos, así que desde que dejamos el carro en el estacionamiento que está junto y nos acercamos a la escalinata mi corazón comenzó a palpitar.

Los empleados del teatro traían sobre su uniforme una bata blanca con manchas de sangre que decía Frankenstein, la ópera rock. Revisaron nuestros boletos y nos dieron acceso al lobby. Nos indicaron por que puerta sería nuestro acceso y nos dispusimos a comprar el clásico souvenir. Las playeras y sudaderas me parecieron bastante x, queríamos un imán, que no había, y terminamos comprando el CD doble por $180.

A mi no me interesó oír el soundtrack antes de ver la puesta en escena, quería ir lo más virgen posible para que me sorprendiera y me cautivara. Pero en este mundo hay de todo y algunos se habían aprendido todas las piezas de memoria después de oír los discos ininterrumpidamente desde diciembre pasado.

Una vez que tomamos nuestros lugares me dí a la tarea de analizar al público asistente [en mi tierra le dicen viborear, pero estoy tratando de hacer una reseña más mamoncita xD] y pude notar que se podía dividir en 3 grandes familias:
  1. Los que iban al teatro
  2. Los que iban a un concierto de rock
  3. Los que no tenían puta idea de a que iban
La ópera rock es un género en pañales en nuestro país, fue bastante desagradable darme cuenta que no todo mundo sabe como comportarse en un teatro. Aplausos entre canción y canción, acompañados de gritos y puños levantados que literalmente ahogaban los primeros momentos de la siguiente canción. Gente coreando las canciones mientras codeaban al de al lado diciendo "esa rola wey, esa rola está chingonsísisima, escucha cabrón, escucha SUPERHOMBREEEEEEE". Y muchos más que viven por las pantallas de sus celulares, vamos, para que gastar en un boleto de zona preferente para ver la obra en la pantalla de tu celular mientras grabas el video que subirás a youtube al día siguiente?

Ok, demasiado hablar del pésimo público con el que compartí el teatro, pero dicen que hay que dejar lo bueno al final, así que primero destilé toda mi amargura y ahora me enfocaré en todo lo bueno que tuvo.

El reparto fue excepcional, aunque la elección de Elizabeth no me convenció al 100 tengo que reconocer que Iradia Noriega lo hace bastante bien, me hubiera gustado más que le pusieran una peluca para darle un toque más femenino al personaje pues como que Elizabeth es muy cute y el look de Iradia se notaba poco dulce y tierno para mujer de la época victoriana xD.

Ugo Rodríguez como Víctor Frankenstein hace un excelente papel, la caracterización es muy buena y logra transmitir perfecto los cambios de su temperamento desde la soberbia hasta la culpa y la depresión.

De José Fors no puedo más que aplaudir su caracterización, lucía imponente como el Ente, la potencia de su voz (aunque al principio se notó un poco que le estaba ganando el nervio, una vez que lo controló estuvo increíble) y lo bien que transmitía emociones con sus gestos me tuvieron con el ojito Remy buena parte de la obra.

En general todo el reparto se lució, con pequeños errores como que alguien desafina y luego se cae y no desafina mientras cae xD pero nada imperdonable. El que sí no me gustó tanto fue César Ruvalcaba como William, la voz de ese niño no me gusta, no me gusta y no me gusta :P

Mención aparte merece Gerardo Enciso como el abuelo, creo que tengo debilidad por su voz y creo que el papel le quedó perfecto, al menos yo lo disfruté muchísimo.

Los performance de los bailarines estuvieron super chingones, el mejor vestuario fue el del primero con sus trajes simulando cuerpos desollados que nos dejaban ver todos los músculos, aunque la tercera participación fue mi favorita, esos trajes metálicos y formas angulosas que representaban un futuro tan en contraste con las imagenes en blanco y negro proyectadas en el fondo lograron erizarme la piel.

Una decoración minimalista que lograba el objetivo de no distraerte de los actores, una buena iluminación y aunque siento que les fallaron los efectos especiales pues me quedé esperando la pirotecnia al momento del rayo que le da vida al Ente, creo que el conjunto fue un gran trabajo. Se nota que José Fors tenía todo muy planeado, muy estudiado, lo había recreado en su mente tantas veces antes de verlo finalmente cristalizado este año.

Nos pudimos dar cuenta que digamos un porcentaje de la escena rockera de México estaba en el escenario y el resto estaba sentada entre nosotros disfrutando de la función.

Una gran noche en la que pude disfrutar de un espectáculo increíble, muy bien realizado pero mejor soñado, una interpretación de una novela clásica que le devuelve la dignidad al Ente al hacerlo más complejo, al enseñarnos una problemática que muchas veces se olvida al simplificarlo como una bestia estúpida. Una obra que siempre me ha dejado pensando en las implicaciones éticas de jugar con la vida humana sin hacerse cargo de las consecuencias, en la soberbia que muchas veces invade a los científicos y en el delicado balance que debe haber entre lo material y lo espiritual cualquiera que sea la creencia que se profese.

9 comentarios:

jess dijo...

Yo no sé nada de ópera.... en Bs As hice mi peor ridículo al querer comprar un CD pensando que era música clásica y la señora culta y atenta me dijo "nena, no te sientas mal, pero es una cosa totalmente diferente... yo te puedo decir las diferencias...." ay yo sólo pensaba "trágame tierra".....

Bueno, es como todo, igual cuando fui a la fiesta brava, me porté como una clásica "villamelón"... y así, luego uno tiene que preguntarle a los que saben las "reglas de etiqueta" de los lugares a donde va a ir.

Imagina, yo inculta y pueblerina... a dónde voy a dar pues!!
=P

Yo... ni siquiera he asistido a un teatro....
Qué bien que te divertiste!

Saludos!

Simbad de la Porra dijo...

y hubo vino?????

Alletta dijo...

jess: no está mal no conocer las diferencias, vamos no hay nadie que lo sepa todo, el chiste es la actitud que tomas hacia lo nuevo y lo chido que es aprender algo que desconocías.
No es cosa de las reglas de etiqueta de algún lugar, la mayoría de las veces se trata de manejar un bajo perfil en lo que entiendes el movimiento y sobretodo no hacer algo que pueda incomodar a los demás.
Además no me parece que seas inculta, simplemente que en tu ciudad hay menos variedad de cosas que hacer, pero eso de que no has ido al teatro si es un problema que tendremos que resolver cuando andes por el DF, me avisas y nos lanzamos, yo amo el teatro

simbad: vendían cerveza, pero yo había estado tequileando todo el día y decidí tomarme solo una coca

Juan de Lobos dijo...

Que gran reseña, con tu estilo y salero.
La opera rock en nuestro país no es reciente, recuerda Cristal y Acero con Kumman, je je je, lo que es difícil es lograr una buena obra, una buena puesta en escena y que los costos sean accesibles.
Bien por ti, y por todos los elegidos.
Beso, apapacho y aullido reglamentario.

AndreaLP dijo...

Me ganó el Lobo! Justo iba a decir de Kuman y de Drácula, con Crystal y Acero, y todas las versiones de Jesucristo Superestrella, José El Soñador, Cats, El Fantasma de la Opera, el Show del Terror de Rocky y demás que han recorrido los escenarios. No somos broadway, pero verdes, verdes tampoco.

La verdad extraño ir más seguido al teatro/ballet/opera. ¡Me encanta! A ver si ahora que la ciudad se vacíe puedo ir. ¿Nos acompañamos? :-)

Alletta dijo...

lobito: dije que el género está en pañales no que sea nueva, fuera de Drácula y Jesucristo Superestrella no se ha hecho ópera rock. No importa que tenga muchos años, es un género casi desconocido y por eso digo que en pañales.
Abrazo y beso

andrea: José el Soñador, Cats, El Fantasma de la Ópera no son ópera rock, es teatro musical. Sutilmente distintos.
Cuando vengas al defectuoso al ballet/teatro/ópera me avisas y claro que voy xD

AndreaLP dijo...

Todavía por aquí, jeje.

Yo digo que sí son, pero no nos vamos a poner a discutir por eso, verdad? :-p

Y me desvié del tema y no te dije que el disco de Frankenstein no me convenció del todo. Como que en algunas partes lo siento forzado y en otras no me mueve nada. A lo mejor necesito una 2a. oida.

Un abrazo.

Exenio dijo...

Como el mismo Fors ha dicho: "la obra es un Frankestein de los diversos Frankesteins, así que, puristas... saquénse a la chingada..."

Carlos Domínguez dijo...

Sabes bien que soy un gran fan de la ópera. Precisamente, mientas te escribo, estoy escuchando a Lucía de Lammermoor. Sensacional.

Vieras que no sabía de Frankenstein como ópera-rock. Así que me puse a oir algunas piezas en Youtube. Y la verdad me parece más un musical que una ópera.

Pero es mi opinión, nada para tomarse en serio.

Saludos.