miércoles, julio 29, 2009

Se acabó la hora chingüengüenchona

Ayer a los 81 años murió el magaaazo, Beto el Boticario. Es indudable que dejó una huella indeleble en los recuerdos de mi generación.

Un comediante como los que ya no hay, un genio que siempre me arrancó carcajadas

Descanse en paz

6 comentarios:

pez dijo...

¿el novio de quién?

jess dijo...

Yo.... hasta ahorita voy sabiendo de ese programa :S

Que descanse en paz.

W dijo...

Sip.... :(

Ayer me enteré.... conozco a sus hijas....

Triste!!!

AndreaLP dijo...

Como él diría, le llegó la hora chingüengüenchona!

Descanse en paz. :-(

Abraxas dijo...

¿Quien chingados es Beto el Boticario?

Me cae que yo vivo en otro planeta.

chilangoleon dijo...

pero=sigue=la=hora=chilangoleonica