lunes, julio 31, 2006

¿Y el respeto?

Sé que prometí no escribir de política, pero me siento sumamente disgustada el día de hoy.

¿Cómo permiten que cierren Reforma así por sus huevos? Es el colmo, muchísima gente no tiene ni vela en ese entierro, muchísimos votamos por una opción distinta y ahora resulta que no podemos pasar.

Hice más de una hora desde la fuente de petróleos a la colonia Roma, y me tocó venirme caminando desde el Circuito Interior hasta Monterrey. No es justo.

¿Dónde quedó el que la resistencia sería sin afectar a la ciudadanía? ¿Por qué son tan intolerantes que nos castigan a todos los que no pensamos como ellos?

¿Por qué las autoridades permiten este atropello siendo cómplices de unos cuantos que toman como rehenes a la ciudad?

¿Dónde está hoy derechos humanos que defienda mi derecho al libre tránsito?

En fin estoy muy molesta.

5 comentarios:

Kix dijo...

Yo también estoy muy molesta, querida Alletta, es incrieble que por unos cuantos miles, paguemos millones que vivimos en esta ciudad. Hice 3 horas de camino a mi trabajo, y en el radio entrevistaron a representantes del gobierno capitalino y dijeron que no se está pasando por encima de los derechos al libre tránsito quezque porque hay vías alternas. Que no me vengan con cuentos, ¿vías alternas? Si todo está tapado.

¿Y ese es el respeto que pide el señor?

¿Y ahora sí mucha transparencia, pero qué tal cuando se le pidió que metiera la transparencia en su gobierno? Dijo que no, y que no lo provocaran. My gosh....!!!

Jorge dijo...

Lo siento por ustedes que viven en el DF Alleta. Realmente son ustedes los que van a tener que lidiar con las manifestaciones de los inconformes. Por otro lado, recibe las gracias de mi parte por sacar la casta y no bajarte al nivel de esta gente y hacer todavía peor el problema... seguramente llegará el momento en el que se resigne AMLO a la verdad...

Vinnie Terranova dijo...

Definitivamente, me uno a la molestia

Eratóstenes Horamarcada dijo...

No se trata de desquiciar la ciudad. Por una parte, es urgente, como dices, que se resuelvan los problemas que hay con el libre tránsito. Los organizadores de los campamentos deben esmerarse por hacer más llevadera a los capitalinos la vida en el D.F., que ya sin campamentos es suficientemente difícil. Por otra parte, o luchamos por la democracia (aun siendo conscientes de que causaremos dificultades a los demás y en primer lugar a nosotros mismos) o seguimos con nuestra vida como sin nada.
Como soy de los que creen que la defensa del voto es importante, apoyo la lucha de los compañeros de los estados de la república que están viviendo en los campamentos del D.F.

Ernest dijo...

ya ya... mírale el lado bueno: caminarás, harás ejercicio y la gente te dirá linduras cuando te vea por la calle.

y si alguien me la quiere mentar, mejor que se de una vuelta por mi blog y lo haga desde ahi.

saludos